Muchas personas me dicen que quieren emprender pero no saben cómo ni en qué hacerlo. Y me pregunto ¿sabrán lo que representa emprender?.

Emprender es comenzar a transitar un camino, a partir de una idea, estructurarla y hacerla un negocio rentable.

Muchas personas creen que emprender es no tener jefes, ni horarios, ser libre. Y es cierto, no tienes jefes pero al inicio tampoco empleados. No tienes horarios pues toca comenzar sin saber la hora a al que terminas. Eres libre, sí, eso sí, cuando emprendes en lo que te apasiona.

Así que debes tener claro que para emprender necesitas:

#1 Pasión por lo que quieres hacer y mucha determinación

Porque para enfrentar los retos que se nos presentan a los emprendedores sólo la pasión por lo que hacemos y la determinación en lograrlo harán que no desistamos.

Además de esa pasión, debes evaluar si lo que quieres hacer satisface necesidades presentes en el mercado. Necesidades cuantificables, verificables no supuestas.

Saber si satisfaces necesidades y si están dispuestos a pagar -y cuánto- por esa satisfacción que ofreces.

#2 Recursos Disponibles

Es necesario que hagas un inventario de los recursos con los cuales dispones para emprender, pero no hablo solo de recursos financieros, hablo de conocimientos y experticias, redes de contactos relacionados a tu idea de negocio, equipos y tecnología, talento humano, amigos y familiares que puedan apoyarte significativamente.

Los recursos de los que dispongas no sólo definen el tamaño del negocio sino incluso el modelo del mismo. En algunos casos debes reingeniar el concepto ajustándolo a esa disponibilidad o acceder a fuentes y estrategias de financiación.

#3 Prepárate

Emprender requiere mucha preparación, formación, estudio.

Cuando comenzamos nos toca ser pulpos y realizar todas las tareas, cubrir las distintas áreas del proyecto y para hacerlo exitosamente debemos formarnos para ello. Aun cuando estemos o alcancemos la capacidad financiera de contratar el equipo de especialistas es obligatorio que conozcamos los conceptos e implicaciones de cada proceso pues así podremos saber que buscar, esperar y exigir de cada miembro.

Si de todo esto –y mucho más- que significa emprender sientes que no puedes, o no quieres, hacer algo, aun así puedes emprender uniéndote a otro emprendedor y en equipo reunir todas las condiciones para aumentar tus probabilidades de éxito.

Aprende a emprender

#4 Modelo de Negocio

No es suficiente una idea si no puedes plasmarla como modelo de negocio.

Esto te permite definir como ganar dinero, identificar quienes son tus clientes, cómo llegar a ellos, cómo y qué hacer para entregar tu producto o servicio, tu propuesta de valor que te hace único, cuales son los costos de todo ello, que recursos necesitas para logralo y a quién tienes que aliarte.

Todo esto y más. Debes elaborar un modelo pues con él veras en forma integral a tu negocio, qué puedes o debes modificar, pulirlo, cambiarlo, modearlo y replantearlo.

#5 Probarlo

Si, probarlo. Antes de invertir -o gastar- importantes sumas de dinero es necesario que pruebes tu modelo de negocio, tu producto o servicio, evaluar en el campo su aceptación, viabilidad, factibilidad. Presentarlo al mercado y realizar los ajustes que sean necesarios y hasta desistir en el peor de los casos.

Sin embargo es mejor desistir habiendo invertido 1.000 y no luego de haber gastado 20.000.

Yuri Alexander.


Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative
Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional
.