Los optimistas logran el éxito

Es completamente cierto que cuando somos emprendedores nos enfrentamos a innumerables retos, pero si nos enfocamos demasiado en ellos perderemos el recurso más importante: EL OPTIMISMO.

Ser optimista, así como tener una buena idea, es clave para el éxito en todas las áreas de nuestra vida.

Ser emprendedor significa, invertir no sólo dinero sino también mucho tiempo en ver florecer una idea de negocio. Todo nace a partir de una “idea” la cual queremos materializar en el menor tiempo posible. Para ello, te recomiendo elaborar una plan de negocios, éste será la tarjeta de presentación de tu idea.

Muchas veces, tener una actitud optimista es ser visto como alguien que vive en una burbuja, o que es débil. Lo dijo Winston Churchill, “Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad”, lo que quiere decir, que el optimismo o el pesimismo poco tiene que ver con lo que nos ocurre, la diferencia está en el cómo lo interpretamos.

Y con esta cualidad no se nace, sino que se aprende, por lo tanto, debemos ponernos a ejercitar nuestro optimismo y aquí te dejo unos tips:

  • En la vida hay cosas desagradables que simplemente nos llegan y no estaban planificadas, sin embargo cuando las analizamos detenidamente nos llenamos de salud interior.
  • Deja de quejarte y criticarte, ya que esto afecta la programación de tu mundo interior por lo tanto afecta considerablemente las acciones que emprendas.
  • Reconoce y aprecia las cualidades existentes en ti y en los demás, esto te ayudará a estar más consciente a la hora de interactuar.
  • Date el permiso de pedir ayuda, no vas a ser débil por eso.
  • Toma las decisiones basándote en lo que es mejor para ti y tu entorno.
  • Te recuerdo que no eres perfecto, por lo tanto te invito a que descubras en ti cuales son tus destrezas y habilidades como tus puntos débiles. Esto te ayudará a saber en dónde eres más efectivo y en qué áreas requieres apoyo.

Ver las cosas de forma positiva se aprende. Especialmente según vayas cometiendo errores. Si quieres acelerar el proceso de aprendizaje del optimismo, rodéate de gente positiva. De lo contrario te resultará bastante más difícil.

Ser optimistas, qué duda cabe, nos servirá para no tirar la toalla cuando las cosas no vayan tan bien como deberían.

Eurídice Gonzalez
psicoeuridice.com

Aprende más

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative
Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
4.0 Internacional
.